19.3.15

9 cosas y ya.

Soy una cansina, pero es que me lo pide el cuerpo. No me canso de repetir lo genial que es estar sola y necesito compartirlo. 



1. Haz lo que quieras, cuando quieras y como quieras. No te importa lo que piensen y no tienes a nadie que te ponga límites.



2. Aprende a estar bien sola

3. Llegará el momento en el que tengas alguien con quien compartir tu vida, pero hasta entonces, compártela con tus amigos y tu familia. Ellos ya llevan tiempo en tu vida y siguen queriendo estar en ella. Estarán en todos los momentos en los que cuando seas viejita te guste recordar con una sonrisa.



4. Dí que SI a todo. A cada oportunidad que se te presente, cada proposición, cada aventura, cada viaje, cada salida,... Si no lo haces ahora ¿cuándo piensas hacerlo?

5. Piensa en tu vida. Piensa en lo que quieres en un futuro cercano o lejano. Y piensa cómo quieres hacerlo. Lucha por ello, tienes todo el tiempo que necesites.



6. Viaja. Sola o acompañada. Si viajas sola, conócete a ti misma, haz amigos y disfruta de cada momento. Si viajas acompañada, graba todo el tu cabeza, te vas a pasar toda la vida recordándolo con tus amigos. 

7. No te estanques en una etapa. La juventud solo pasa una vez y en ella hay tiempo para todo. Si algo ha sido bueno, o muy muy bueno, tranquila, siempre lo recordarás. Pero ya pasó y ahora tienen que venir cosas nuevas y seguro que muchas de ellas harán que eso tan tan bueno, ya no sea lo mejor.



8. Vive en todos los lugares que puedas. No pierdas la oportunidad de experimentar cosas nuevas. Conoce a personas nuevas, lugares nuevos, vive cosas nuevas. Siempre vas a poder volver a casa, pero con un montón de nuevas experiencias.



9. Deja de buscar. Cuando sea el momento, aparecerá. Confía en el destino y en los planes que él tiene para tí.

Y podría seguir contando cosas maravillosas sobre ser joven y estar soltero, pero es que no hago más que escribir sobre esto y al final os cansaréis de mi...

Para Laura y María, que disfrutan esta buena vida conmigo y todavía no las he oído quejarse.


Con muchísimo amor, 
A.

Pd. Mañana San Pepe, ¡cómo nos gusta la vida universitaria!

¡Ah! Y que no se me olvide, felicidades a todos los papis del mundo, en especial al mío, que tanto me ha enseñado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario