5.4.15

A mi familia gitana.


Hoy no hay un "luego yomis y comentamos la noche". Hoy no hay que levantarse y espabilar para volver a salir. Hoy hay un "por favor, no quiero salir de la cama nunca más" y solo hace unas horas había un "por favor, no te vayas".

Por favor volved y no os vayáis nunca.

Os presento a mi pequeña gran familia gitana, a las mejores amigas que se puede tener en el mundo, a las personas que consiguen que me duela la tripa de nervios cada vez que las veo, a las niñas más maravillosas que he conocido y conoceré en mi vida, estoy segura.


Esta es de cuando fuimos a urgencias en semana santa. De cuando fuimos a urgencias en semana santa de 2015, porque es el tercer año consecutivo. Y es que como no me va a doler la vida un domingo después de una semana día y noche con ellas.

La verdad es que nos vamos a ver en 10 días, y en 20 otra vez, pero hoy no quiero salir de la cama porque estoy triste, porque ya os echo de menos, porque me apetece levantarme corriendo, comer, vestirme y salir a pasar las horas con vosotras, aunque no hagamos nada, aunque siempre digamos, va mañana ruta y mañana nadie es capaz de conducir, me apetece estar con vosotras aunque sea en silencio, estar y ya está. Me apetece una de eras, me apetece una de poli, me apetece una de casa alis y me apetece lo que sea pero con vosotras. Y también me apetece estampar el móvil porque no deja de salirme una notificación informándome de que tengo una hora y media para llegar a mi casa. Mi casa está aquí y ojalá la vuestra también. Porque siempre digo que un lugar vale lo que valen las personas que hay en él, pero esto es Arcos, el surrealismo hecho pueblo, y quiero que estemos aquí siempre, porfi.


Y esta es de esta mañana. Y sin palabras. Os quiero muchísimo.

Os quiero tanto que me quiero morir.
A.



No hay comentarios:

Publicar un comentario