13.10.15

Pilares 2015

No para de llover desde ayer por la tarde. No para de llover desde que os fuisteis. Zaragoza llora vuestra ausencia.

Lo primero de todo, daros las gracias por venir. Por aceptar mi invitación. Por hacer de estos días el mejor inicio de curso de mundo. Por convertir estas fiestas del pilar en "LOS PILARES". Por tantas risas. Por tantos momentos. Por disfrutar conmigo como tantos años llevamos haciéndolo. Así que GRACIAS, Jorge, Alicia, Adriana, Ana, Sandra, Cristian, Miguel y Elena. Os quiero mucho.

J U E V E S .

Adelantamos el comienzo de los pilares un día. "Oye rubia, vamos a echar una caña al bar?". "Vale. Pero de tranquis que mañana llegan todos estos y tengo que organizar el piso y hacer muchísimas cosas". Una caña. Dos cañas. Tres cañas. Malditos tercios a un euro. "Venga, pues voy a cenar en el bar, pero una más y a casa eh?". "Oye que ya van a llegar César y estos. Nos quedamos no?". "Ehh, bajamos al casco? Los del Santa están allí y XXX también". Mañana me voy a morir. 
Sí. Mañana me iba a morir, pero Jelen, eres la mejor prima - hermanaida - del mundo mundial.

V I E R N E S .

Espera. Espera. Y espera. Empiezan los nervios. Las ganas de que lleguen. Una carrera por ser el primero en pisar el piso patera. Llega el primer coche. Mis madrileños. Adriana, Alicia y Jorge. Cinco minutos después. Llega Barcelona. Ana. 
Se instalan. Cocinamos. Cenamos. Llegan Elena y Miguel. Bebemos. Bebemos. Jugamos. Jugamos y bebemos. 
Vale, nuestro plan era ir al River Sound Festival, pero se nos ha alargado la sobremesa. Tranvía. Parking Norte. Y noche. Noche de risas. Primera noche, la que se coge con ganas y da igual que hayas salido el día anterior, el cuerpo pide más y más. 


Zaragoza en pilares está a petar. A petar de gente. No cabe ni un alma. Y aún así, siempre están los que hacen por verse, aunque sea dificilísimo. Y teniendo a Ana con nosotros y a Marquitos en Zaragoza, íbamos a verles. Estaba claro. 
No sé por qué pero la vuelta a casa y la primera hora de "desayuno" post-fiesta siempre es el mejor momento de la noche. Por lo menos para mi. Y por supuestísimo, este no fue menos.

S Á B A D O.

"Habéis ido al pregón?". "No". "Lo sabía". 
Resucitamos. Comemos de tranquis. Y esperamos. Esperamos más huespedes en la Rubi-Pensión. Valladolid is coming. 
Oye me voy a cambiar para ir con Cristian a buscar un sitio para aparcar. Si. Un sitio para aparcar el Sábado del puente de las Fiestas del Pilar. Te deseo suerte. "Andrea, que de camino a tu casa hemos encontrado un hueco!!" Tenemos un trébol de cuatro hojas pegao al culo, y lo sabéis.

Os presento a todos y cada uno de los habitantes del Rubipiso durante estos días. Ya estamos todos.


Hacemos la compra. Nos cambiamos. Nos vamos. 
A ver, tengo que reconocer que somos una panda de vagos, que nos cuesta mucho salir de casa, y más si nos hemos acostado a las mil y hemos dormido de aquellas maneras. Y lo siento por no haberos llevado al pregón. Pero espero que aquellas cañas que tomamos en la Magdalena, os hayan compensado, aunque sea un poquitín. 
Hemos vivido de noche. Todas las fiestas. Y la culpa es del reggaeton, de la mierda de televisión y de toda esta putrefacción de sociedad que tenemos. 


Antes de salir volvimos a hacer la de la primera copa en casa y jugamos. MAZIAS PRATS, el nuevo presentador de las noticias de antena3, estuvo con nosotros. ¡Te queremos mazo Mazias!

Tranvía. -¡Camarero! +¿Qué? -¡Camarero! +¿Qué? -Una de cebolla +¿Una de cebolla? -¡Cebolla escribir la canción más bonita del mundo!

Horas y horas en el parking norte. Risas y risas.

Vuelta a casa. Avalancha. Avalancha en el tranvía. Madre del amor hermoso. Salir de la expo al cierre y llegar a casa dos horas después, es posible. Pero de risas, no paha ná!
Casa. Desayunaco. ¿Cuántas barras de fuet nos habremos podido comer estos días? Bendito fuet. Y auronplay. Porque si. Somos así de frikis. CONCHITA, ACUDA A CHARCUTERÍA. Y un millón de cosas más que solo vamos a entender nosotras y sobran por aquí.

D O M I N G O.

Buenos días. O tardes. Más bien tardes que días. Comida. Siesta POR FAVOR. Siesta que se nos va de las manos y hemos quedado para cenar por ahí. Cena en el bar. Estupendo. Y nos vamos corriendo que se va a acabar la Máxima Independance 2015 antes de que lleguemos. La disfrutamos como niños pequeños.


Y después, casco. Y muchos momentazos más que se archivan en la carpeta de "Aquellos Pilares que me invadisteis el piso, si. El piso patera".

L U N E S .

Día de despedidas. Jo.
La última comida. La última sobremesa. Y se van yendo uno a uno y en cuestión de dos horas una casa en la que han estado viviendo siete personas se queda vacía. Y yo sólo puedo echaros de menos, de aquí al infinito. Y no ha parado de llover desde ese momento. Lo que hace la situación mucho más crítica, dura y triste. 

Niñas, nos vemos en quince días. 
Siempre tendréis un huequecito allá donde yo esté.

Con muchísimo amor, en especial para ellos. Ha sido un placer.
A.


Si. Cierro con una foto en el tranvía porque es absolutamente necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario