26.11.15

7 cosas por las que adoro la navidad

Adoro la navidad, desde que soy muy chiquitita. Es mi época favorita del año y no puedo evitar tener unas ganas inmensas de que lleguen ya de ya. De hecho, el otro día mi compañera de piso me trajo un calendario de chocolatinas y estoy haciendo la cuenta atrás para que sea día uno y poder empezar a comérmelas - el que no sepa qué es un calendario de chocolatinas que no se angustie, que para eso es este post -. 

7 Cosas geniales por las que todo el mundo debería amar la navidad:

1. No importa la dieta que lleves, la navidad está hecha para que puedas comer absolutamente todo lo que quieras. Desde turrón, polvorones y otros dulces varios que no comerías en otra época del año hasta una chochinilla, entera, para toda la familia el día de navidad. Además de ese caldito tan rico que hace la abuela y nos viene genial para el frío. Y las copas, las copas que te bebes en navidad saben a gloria, porque sales tantos días que no importa cuantas caigan, total, es navidad.



2. Las luces. Las luces amarillas, blancas y de colores. De verdad, adoro las luces, posiblemente es lo que más me guste de la navidad. Pero ¡aaaaaaaaaay! ¡Mirad que preciosidad!





3. La familia



4. Los amigos.


5. La emoción de abrir los regalos, sobretodo, del amigo invisible. Es genial jugar al amigo invisible, se lo recomiendo a absolutamente todo el mundo. No sabes quién te va a regalar, no sabes qué te va a regalar, lo que si sabes es la ilusión con la que te ha hecho el regalo y los nervios con los que tu lo vas a abrir para no hacerle ni puto caso y abrazar a tu amigo invisible. Adoro los regalos en navidad, molan más que en cualquier otra época del año.



6. Los calendarios de chocolate, el chocolate con churros y las castañas.
Y diréis pero si esto forma parte del punto 1. Pues no. Son cosas súper especiales de la navidad. No hay nada como levantarte todos los días pensando en la chocolatina del calendario de adviento que te tienes que comer hoy, es la cuenta atrás para el día 25. El chocolate caliente no está tan bueno si no es navidad, porque te lo tomar rodeada de las personas que quieres, y si los churros los hace tu yaya, madrea mía, no tienen nada que ver con los churros comprado, pero nada de nada. ¿Y las castañas? ¡Aaaaaay! Tan calentitas y tan buenas, no se comen igual en noviembre sin más que en navidad por la calle plagada de luces navideñas y en compañía de alguien a quien quieres mucho mucho, porque la navidad es para compartirla y estas cosas molan si las haces con alguien importante para ti.


7. El frío. Si. Ya sé que hace frío todo el invierno, pero si juntas todos los puntos anteriores y le sumas frío te encuentras rodeada de tu familia y amigos, con un montón de luces preciosas creando un ambiente feliz, con la tripita llena y un buen chocolate caliente entre las manos cargado de mucha emoción por saber que sorpresas te encontrarás este año. 



La navidad es el el cierre del año y el comienzo de uno nuevo. No hace falta que los finales sean malos para tener que volver a empezar otra vez. 
Os escribo este post a un mes de navidad porque soy una amante de la navidad, del calor de la familia y de las buenas risas con los amigos. Y no tengo la suerte que tienen otros de poder compartir cada día de sus vidas con estas personas a las que tanto se quiere. 
Eso si, tened por seguro que en navidad, volveré a escribir sobre la navidad.

Con mucho amor navideño, R.



No hay comentarios:

Publicar un comentario