28.4.16

BARCELONA | Sidecars

San Vicente y Madrid me parecieron poca celebración para mi cumpleaños así que este fin de semana me fui a Barcelona. 

"Son las 4:20. Un poco tarde puedes pensar. Lo es. Pero te lo estas pasando de puta madre, espero. No acepto un nivel de diversión por debajo de "me lo pasé de puta madre ayer, no me acuerdo de nada". Siguen siendo las 4:20 y sigue siendo una hora de puta madre para felicitarte tarde. Es la hora de la felicidad, y tú eres una persona feliz. Ese fue un momento muy feliz (muy 420) seguramente - que se lo pregunten a quién se acuerde-. Eres envidiada por ser tan feliz. Dientes. Que se jodan. Que se jodan todos los que no te quieren."

Y ésta fue la mejor felicitación de cumpleaños que me han hecho en mi vida. Y no podía ser de otra persona que no fuese mi amiga Ana. 
Te quiero mucho, Ana.

V i e r n e s | 22 de Abril

Llego a Barcelona, espero a Ana y a Albert que vienen a recogerme en coche. Casa. Esperamos a María. Trámites. Cena. Nos vamos a la sala Luz de Gas. Vamos a ver a Sidecars.





Increíble. Más buen rollo y explotamos de felicidad. Gracias por invitarme, Ana. Gracias Albert y María por hacer que la compañía fuese un placer. Y gracias Sidecars, por hacernos disfrutar de una gran noche.

Acaba el concierto. Plan: Cubatear. Y no sabemos muy bien cómo, acabamos en un bar llamado "Nevermind". Pos ok. Todo iba bien hasta que a Ana se le coló el móvil detrás del "sofá" en el que estábamos. Pues vale, el sofá era una de esas rampas de skaters con cojines y por supuesto, estaba atornillada al suelo y no se podía mover. Pues agur móvil. Disgustazo de la noche. El móvil estaba ahí, no estaba perdido, pero no estaba en las manos de Ana y como todos sabéis en este mundo del diablo, TODOS estamos enganchados al móvil. Perderlo es una crisis. Grande Ana que supo llevar la situación a la perfección y aunque acabamos en casa, supimos hacer del mal una anécdota que creo, siempre contaremos.

S á b a d o | 23 de Abril

Buenos días por la mañana. Obviamente nos habíamos acostado tarde así que nos levantamos tarde. Un fin de semana de relax, es de relax, nada de levantarse a hacer cosas. El plan era ir de compras y a las siete al bar a por el móvil de Ana, con toda la esperanza de que hubiesen podido mover el "sofá" y haber sacado el móvil en perfectas condiciones. ¡Cómo nos gusta ir de compras!
Después de mirar ropa, como obviamente íbamos a hacer, fuimos a "el camello", un sitio muy molón si vais a Barcelona, debe de tener una terraza dpm pero como estaba lloviendo pues ná. Compramos piercings, que entre muchas otras cosas que provocan amor dentro de ese sitio, es de lo que más hay. 


Fumos a "Nevermind" y... no habían movido el sofá y por lo tanto, no había móvil. Desesperación. No por no tener el móvil, si no porque la noche anterior nos dijeron que cuando cerrasen el bar iban a coger el móvil. Pos okkkkkk colega. Además la camarera que nos intentó convencer de que no pasaba nada - una mierda no pasaba nada - se parecía a Ivy de Gran Hermano y como para aguantar la cara de una petarda como aquella. Abufff. Bueno, con la calma nos fuimos a casa a hacer lo que mejor sabemos hacer, que es pasárnoslo bien. Ay mi bebé, no sabes como te quiero. Fiel compañera e increíble persona. Tkm, tkm, tkm (creo que si me gusta tanto Barcelona, es por lo bien que me sienta estar ahí gracias a ti).

D o m i n g o | 24 de Abril

Último día. Jo. Odio el último día de estar en cualquier parte. Siempre estoy tan bien que me revienta tener que volver a la vida real, que es maravillosa, pero rutinaria. Ana, mi anfitriona favo, me llevó a ¿Gracia? - espero no quedar como una idiota - y muy top. Haciendo amigos, echando cervezas, comiendo como cerdas. No sé como lo haces bebé, pero siempre que te tengo cerca mi cerebro se limita a hacer dos o tres cosas, beber cerveza y comer como si no hubiese un mañana constantemente, entre otras. 


Gracias otra vez por invitarme, por darme muy buenos momentos y por quererme tanto. Nunca me había parado a pensar cuánta gente me quiere en este mundo real, y la verdad es que no sé si es Abril o es algo muy serio, pero empiezo a sorprenderme y cada día va a más. Tengo los mejores amigos del mundo. 

Así que voy a cerrar esto de la misma forma que lo he abierto, con la mejor felicitación de cumpleaños y un gran consejo que todos deberíamos seguir. 

"Eres envidiada por ser tan feliz. Dientes. Que se jodan. Que se jodan todos los que no te quieren."

Con muchísimo amor, hoy sobre todo para Ana,
A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario