19.4.16

Las aventuras de cumplir 22

¡Madre mía, madre mía! Lo que tengo que contaros. No os imagináis lo que me han hecho mis amigos este fin de semana. ¡Qué locura, chaval!

Bueno, el viernes fue mi cumple, por si no lo sabíais aún... Mira que lo he intentado dejar claro en facebook... Pero bueno, no pasa nan.

Viernes | 15 de Abril

La cosa es que el plan era levantarme, ir a renovarme el DNI, una tutoría de Macro IV, dos horas y media de academia de Econometría III y coger el coche hacia Madrid. Todo correcto.
Como salimos de la academia tarde y mi amigo Jorge vive lejos, se queda en mi casa a comer para que no se le hagan las mil, comer tarde es una mierda,... La cosa es que hizo la comida a toda prisa y aunque nadie que me conozca lo crea, acabó de comer antes que yo. Para el que no lo sepa, yo no como, engullo, muy heavy verme comer en realidad, y ridículo a la vez... Total que cuando acabó llamaron a la puerta y... 

¡Aparecieron María, Javi y Barbastro con unos cupcakes de milka - que oh my god -, una bandeja de cafés y un cumpleaños feliz, que jo tío, ya sabéis como me gusta a mi un cumpleaños feliz tan bien cantao! Ya tengo otra foti para la colección de mis cumpleaños que algún día os enseñaré, jeje.



Muchas gracias niños, os quiero mazo y ya sabéis que eso es muchísimo para mi. Sois los mejores amigos que podía encontrar en esta ciudad, gracias por todo lo que hacéis por mi, por aguantarme todos los santos días de la semana, y por quererme siempre.

Total, que a las cinco había quedado con el chico que me llevaba a Madrid y tuvimos que tomarnos ese café con muchas más prisas de las que me hubiese gustado. Porque por mi, repetíamos San Vicente, you know.

Y rumbo a Madrid. Teníamos entradas para Kygo, Jorge, Toño y yo. Y habíamos quedado en que Jorge me venía a recoger a Avenida América y de ahí a cenar y al concierto. Todo correcto. Cuando estaba llegando a Madrid me dijo que no podía venir a por mi y que había mandado a Toño. Bueno, yo soy más de pueblo que nadie. Toño llegaba tarde y me manda un whatsapp y me dice que le espere en la vía del metro para ir a Goya y yo venga vale voy a esperarte aquí y ya cuando llegues me enseñas a hacer todas esas cosas. Patética. Pero bueno, así son las cosas y así os las cuento.

Cuando llegamos a Goya llamamos a Jorge y vino a recogernos. De ahí pusimos rumbo a dejar mi maleta y entonces... pasó esto:




¡Qué fuerte, joder! MI PRIMA ELENA, que vive en Londres, y vino de propio a mi cumpleaños, teniéndome engañada durante dos meses que llevan planeandolo. ¡JODER TÍO, COMO SE PASAN! ¿Cómo no va a ser una de mis personas favoritas? Muchísimas gracias chicos por esta primera super sorpresa, que para mi, aunque no os lo creáis, no tiene comparación con nada. Os quiero mucho!

Y después de cenar y la primera jarra me regalaron dos patitos de goma para que quedase claro que ya tengo 22. Nos fuimos a Kygo. INCREÍBLE. Genial, maravilloso, estupentástico, si no fuese porque después de 20 minutos en la cola del baño, cuando quedaban tres tías delante de mi, empezase a sonar Stole The Show y perdérmela. Lloro muy muy fuerte. Pero bueno, en unos meses espero tenerlo superado.




INCREÍBLE, GENIAL Y TODO LO DEMÁS. Muchísimas gracias por venir conmigo, por disfrutarlo como yo y por cuidarme tanto.

Después fuimos al mercado de nosequé donde estaban todos los de Utrilla, y como tengo el placer de compartir día de cumpleaños con mi Natalia pues hicimos doble celebración molonga todos juntos. Me encanta. Os quiero tanto a todos. 
No sabéis que sensación de felicidad tengo ahora mismo, nunca nada feliz me había durado tanto tiempo, sois los mejores amigos del mundo, ¿queréis saber por qué? Porque todo esto sólo era un aperitivo.


Sábado| 16 de Abril

Acostarse tarde no es sino sinónimo de levantarse tarde. Comer unos burritos con bien de verdurita con Jorge y Marta como "el mejor desayuno del finde". Y a Vallecas a un super spa con Alicia. Había que empezar los 22 como se merecen. Y ojito al dato, que si no fui lo suficientemente de pueblo a mi llegada a Madrid aquí tuve mi gran segunda oportunidad para demostrarlo. Llegamos al spa, nos meten a vestuario y nos dicen que cuando estemos cambiadas esperemos al final del pasillo. Bien. Nos cambiamos, fuimos al final del pasillo y allí había dos cabinas, en una ponía 5 y en la otra 6. Pues con todo nuestro papo nos metimos, yo en la 5 y Alicia en la 6. Había que darle a un botón y se ponía en marcha. Total, que empezó a salir mazo de agua fría. Y yo empecé a gritar, "Alicia, me quiero salir de aquí, tía, esto está helao". Y claro, como salía tanta agua no podía abrir la puerta porque iba a salirse todo. Y Alicia ya se había salido hacía rato de la suya, y la tía no me dijo na de na. Y dije "me muero" y abrí la puerta, el agua se apagó automáticamente y estaba todo el spa mirandome, la de recepción to seria y Alicia partiendose el culo. Mira. Me muero y me morí. Ridícula. La de recepción nos echó la bronca por meternos en las dos últimas cabinas. La de Alicia era de aceites y le iba a manchar todas las piscinas. Pues ala, nos explicó todo y pa dentro. Muy maravilloso todo. Salir de allí y sentirse más bien que bien. 


Aquí tenéis una fotele al salir del spa con el pelo a medio secar y corriendo a casa a arreglarnos para la noche.
Alicia sacó el movil para mirar el whats y vi que llevaba el movil tamagochi que se saca cuando salimos de fiesta y como ella aún no sabía si iba a salir con nosotros no pensé que era por eso y le dije "Alicia, tía, ¿por qué llevas ese móvil? ¿Es porque estamos en Vallecas?". Y ya está. Me quedé más ancha que larga. Me dijo que no, que era porque en el otro tenía poca batería y me pareció todo correcto.

Jorge vino a buscarnos y fuimos a casa. Me dijo que había tardado porque estaban allí los padres de Natalia con Natalia, habían ido a comer por el cumple y pasaban a verles. Total que me parecía todo super bien. Llegamos a casa y allí estaban Marta y Natalia, sus padres se habían ido a nosedonde y estuvimos esperando a que viniesen. Al final tardaban tanto que decidimos cambiarnos y salir así. Pero mientras nos preparábamos para salir nos cogieron, nos metieron al ascensor y nos taparon los ojos. Nos llevaron por el garaje con los ojos tapados y entonces, pasó esto:




Toma fiesta sorpresa que nos tenían preparada. INCREÍBLE. Gracias, gracias y miles de gracias, que manera de engañarnos. Yo deseaba una y la tuve. Os quiero muchísimo. Muchísimo de infinito. De no os lo podéis creer. Gracias otra vez y jo, ya vale, que soy una puta pesada.

Cenamos, bebimos, nos reímos, nos quisimos mucho y hablamos un montón mientras Natalia y yo no podíamos parar de dar las gracias mil millones de veces. 


Otra fotito para la colección de cumpleaños. Dios, ¡cómo me gusta!. Y salimos, y joder, hacía mucho que no salía con ellos y fue genial. Hacía un año y pico que no veía a Eva. ¡Eva, te quiero mucho y te echaba tanto de menos! 
No es por dar envidia, pero tengo los mejores amigos del mundo, los que salen en estas fotos y los que no, porque de los que no pudisteis estar que sepáis que no me olvido.


"No hay prisa cuando sale el sol, nos baña de luz y calor, apuramos a caladas, robadas al alba, el sabor de una vida complicada" 
Gracias por este finde, por ser mi mejor regalo, no en este cumpleaños, si no en la vida. Te quiero mucho, Jelen. 


Domingo| 17 de Abril

Y se acabó. Todo se acaba, pero cuando estás disfrutando al 100% no quieres que eso pase. Domingo de cañitas, para cerrar el finde como tenía que ser. 
Solo me queda dar las gracias una vez más, que seguro que no es la última. Gracias a todos por hacer esto posible, por celebrar mi día favo conmigo, por estar siempre ahí. Y también gracias a la vida por darme unos amigos como vosotros. Aún no me creo la suerte que tengo. Os quiero infinito.


Sobretodo a ti. Eres el mejor amigo que se puede tener en esta vida. Te quiero.

Con muchísimo amor y una sonrisa de oreja a oreja,
A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario