10.5.16

No soy parte de tu vida

Hay muchísimas más canciones de desamor que de amor, hay muchísimos más libros trágicos que de comedia, prácticamente en todas las películas pasan desgracias, las paredes de los museos están cubiertas por más obras mostrando desdichas que alegrías, los "malos" sentimientos nos hacen ser mucho más creativos que los buenos. O no. Pero lo que está claro es que cuando nos pasa algo malo tenemos una necesidad mucho mayor de dejar constancia de ello que cuando nos pasa algo bueno. Las cosas buenas se celebran. Las cosas malas crean. 

Cuando pienso en las veces que he escuchado un "se lo merecía" a lo largo de mi vida, la mayor parte han sido para justificar una desgracia. Ya sabes, cuando a alguien le pasa algo malo y tu sueltas un "se lo merecía" aunque no se lo mereciese. ¿Cuántas veces has dicho "se lo merecía" cuando a tu compañero le han puesto matricula de honor, siendo que es eso, un compañero, no un amigo?, ¿cuántas veces has dicho "se lo merecía" cuando han ascendido a fulano de tal y fulano no es un familiar tuyo?, ¿cuántas veces te has alegrado del bien ajeno?, ¿y del mal?, no intentes engañarte. Somos malos. Nos corroe la envidia. Somos egoístas. Somos manipuladores. Somos humanos. 

"Saca dientes y que se jodan". ¿Por qué coño tengo que ir sonriendo por la vida para joder a alguien? y lo peor de todo, ¿por qué hay quien se ofende viéndome sonreír? 

No he matado a nadie, a personas quiero decir, porque en verano los putos mosquitos por la noche no me dejan ser feliz y no me tiembla la mano. Pero vamos, que no creo que por eso haya que odiarme. Entonces, ¿por qué te alegras de mis desgracias?, ¿por qué me miras como si quisieras que desapareciese de la faz de la tierra cada vez que me ves?, ¿por qué criticas todo lo que hago, cuando te enteras de lo que hago?, ¿por qué le hablas mal de mi a la gente para intentar ponerles en mi contra?, ¿por qué te gusta sentir que has convencido a alguien de lo mala persona que soy?

¿Sabes por qué? Porque me tienes miedo. Tienes miedo de que haya algo en lo que sea mejor que tú y alguien se de cuenta. No es envidia. No me gusta basar mis argumentos en la envidia, porque envidia tenemos todos de todos, por eso no nos alegramos del bien ajeno, porque lo deseamos para nosotros. Pero yo no te he quitado nada, no me he metido en ninguno de tus asuntos, no te he hecho daño. Pero me tienes miedo. Tienes miedo de que algún día algo que quieres sea mío, pero tranqui, yo no quiero nada que antes haya sido tuyo, porque quiero que estés en paz, y yo quiero tranquilidad. 

No te voy a quitar ningún novio, ni ninguna novia. No te voy a quitar un trabajo, al menos no lo haré aposta. No voy a criticarte ni a poner a nadie en tu contra. No voy a coger prestado sin que me lo prestes nada que sepa que es tuyo. No me gusta sentir ese odio que irradias hacia mi, porque yo por ti no siento nada. Así que, si no te he dado motivos para tenerme miedo, ¿por qué no asumes que lo tuyo es tuyo y que yo no lo quiero? porque si algún día lo quiero, ten claro que te lo haré saber, hasta entonces, no me tengas miedo. Por favor.

Hakuna Matata, o vive tu vida sin pensar en mi, porque yo no formo parte de ella.

Con mucho amor porque después de la tormenta, siempre llega la calma,
A.

Este fue el cielo ayer en Zaragoza, después de que cayese la de Dios y antes de que se pusiese el sol por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario