20.11.16

¿Jugamos a un juego?

¿Jugamos a un juego?

¿Cuántos años tienes? ¿cuántos de tus amigos estarán a tu lado en un momento difícil para ti? Seguramente no puedas contar tu edad con los dedos de una mano, sin embargo, te sobran dedos a la hora de contar con buenos amigos. Aiiiiiis (suspiro), si es que los buenos amigos no abundan.

Sigamos con el juego. 

Enumera a esos buenos amigos que están siempre, siempre, siempre en las buenas y en las malas - y sabes que eres la reina o el rey del drama, así que hay épocas en el que las malas son más que las buenas -. Ahora imagínate que no puedes para de llorar - Si, estás en una de esas malas -. Imagínate también que tienes que llamar a una de esas personas que acabas de enumerar para que te haga reír. ¿Has dudado entre algunos de ellos o de ellas para elegir a quién llamar? Quédate con esos que te crean la duda y elimina a los demás. Vale, si antes te sobraban dedos en la mano, ¿ahora te queda alguno? ¡Dios mío! Espero que sí.

Sin embargo, ha habido un montón de personas en tu vida que te han hecho reír más que los demás y no los has añadido a tu lista de "amigos en las buenas y en las malas". Repite tu edad. ¿Ha habido tantas personas que te han hecho llorar de la risa como años tienes? Estoy segura de que sí, y si no, tienes un problema de armonía con la vida, reírse es tan necesario como respirar.
Entonces, a lo que íbamos.

Esos amigos tan increíbles que siempre han estado, y sabes que estarán, a tu lado, ¿son tus amigos de toda la vida o han ido llegando a ella según crecías?

Sólo las buenas personas se quedarán contigo siempre. Y a veces las buenas personas necesitan ser descubiertas. Sé que el tiempo es importante, pero también sé que la intensidad de una relación puede ser tan grande como el universo, y entonces el tiempo deja de contarse igual que se cuenta para los demás. 

Joder, Andrea, ¿qué juego de mierda es este?


Con el amor de una buena amiga de sus buenos amigos,
A.


No hay comentarios:

Publicar un comentario